91 179 25 38  | servicedoor@servicedoor.es
Revisa el mantenimiento de tus puertas automáticas
21
Ago

A pesar de que no siempre podemos evitar las reparaciones de nuestras puertas automáticas y tenemos que recurrir al servicio técnico de empresas como la nuestra…

ServiceDoor S.L. está especializada en el servicio técnico de puertas basculantes,  puertas correderas, puertas rápidas, puertas seccionales, muelles de carga o cierres enrollables entre otros. No dude en ponerse en contacto con nosotros en el 91 179 25 38 si tiene alguna demanda de servicio técnico en estos productos.

Hoy les vamos a ofrecer unos consejos para llevar a cabo el mantenimiento de sus puertas automáticas. Además durante esta semana estaremos posteando detalles del mantenimiento de cada tipo de puertas.

 

 

  • Limpia las zonas anexas a la puerta: Es muy normal que la suciedad y el polvo se vaya acumulando en algunas partes de tu puerta. Asegúrate de limpiarlas en profundidad en la medida de lo posible. Sobre todo ten en cuenta que cada tipo de puerta tendrá necesidades específicas como veremos en días sucesivos.

 

  • Evita los insectos: El transformador de nuestra puerta automática genera calor que atrae a los insectos. Muchas veces estos acaban en el cuadro de control lo que puede acabar estropeando tu puerta. Para solucionarlo puedes sellar la entrada o colocar veneno para ratones en la zona colindante al motor. Hay que tener mucha precaución en caso de que haya niños o mascotas que puedan hacerse daño cerca.

 

  • Agua y humedad: Estos dos elementos no se llevan demasiado bien con nuestro cuadro de control. Muchas veces estos se estropean debido a la lluvia o la humedad generada por esta. Como en el punto anterior, un buen sellado es indispensable. Con esto garantizaremos que no entre agua por los agujeros de los tornillos ni por la entrada de los cables.

 

  • Lubrica tu puerta automática: Es muy importante revisar todos los sistemas de rozadura como bisagras, cerradura y pestillo. Estas son las zonas que sufren un mayor desgaste y de las que te tienes que preocupar por engrasar. Dependiendo de la puerta están situadas en distintos sitios, pero en sucesivas entradas hablaremos de ello. ¡Estad pendientes! Así mismo, hay otras partes como los brazos, cadenas, contrapesas y cremalleras que si permanecen engrasados harán que la puerta vaya más suave y no haga ruidos. Para realizar este paso puede utilizar una grasa fina o vaselina. Es más recomendable la segunda ya que dura más, es más ligera y no se endurece.

 

  • Engrasalá cada dos meses: Esta medida es muy recomendable si quiere reducir las averías de sus puertas. Para estos casos debemos utilizar grasa en spray. Podemos adquirirla en cualquier ferretería. Hay que aplicarla en aquellos puntos que facilitan el giro del motor y la puerta.

 

  • Revisa los paneles de las puertas: es importante que estos no tengan ninguna abolladura en la superficie. En caso de que sea necesario cambiarlo es mejor contactar con una empresa como la nuestra. Enviaremos profesionales  para sustituir el panel evitando cualquier posible problema.

 

  • Comprueba el estado de los muelles de las puertas: Los muelles, con el paso del tiempo, pueden oxidarse. Es importante aplicar aceite sobre ellos y comprobar que no han perdido tensión. De no ser así, es muy normal que estos se rompan ya que se expanden y comprimen cada vez que abrimos y cerramos la puerta.

 

  • Revisa la placa eléctrica: Se puede observar si los relés están quemados por la frecuencia de uso. Evite tocarlos, ya que es peligroso. Si además entiendes de electrónica puedes observar si algún otro componente está dañado. En cualquier caso no dude contactar con nosotros para un asesoramiento experto.

 

 

No dude en contactar con nosotros si tiene alguna duda al respecto. También si quiere realizar algún comentario. Desde servicedoor estaremos encantados en ayudarle. También puede localizarnos en el 91 179 25 38.

 

Pon tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *